Perspectiva del Mercado Global 2016

[button link="https://youtu.be/VIix8s3dPu0" type="small" color="black" newwindow="yes"] Watch the 2016 Global Market Outlook Webinar[/button][button link="https://s3.amazonaws.com/prod.drivewealth.media/Email/MP3%202016%20global%20market%20outlook.mp3" type="small" color="black" newwindow="yes"] Listen to the Podcast[/button]

Brian Dolan, jefe de estrategia de mercado

Resumen de Visión Estratégica

2016 se perfila a ser otro año de volatilidad del mercado en todos los tipos de activos y regiones geográficas. Dado el alcance de los riesgos a los que se enfrentan los mercados globales, creemos que los inversores necesitaran estar alerta y pro-activos para aprovechar las oportunidades presentadas por la volatilidad del mercado a corto plazo. Nuestra perspectiva favorece una estrategia activa de asignación táctica de activos, comprar en las caídas y ganar (venta) en las recuperaciones, en lugar de una estrategia más pasiva de comprar y mantener.

En nuestra visión panorámica, no anticipamos tendencias significativas en los principales mercados que se puedan desarrollar en el próximo año.  En su lugar, buscamos para el 2016 ver aproximadamente un 5-10% de fluctuaciones para los niveles de los mercados de valores de las economías desarrolladas a fin de año de 2015, y una banda ligeramente más ancha de 10 a 15% para los mercados de las economías emergentes y de las materias primas.  En general, estamos sesgados a un resultado más positivo para los activos de riesgo, como las acciones e índices bursátiles ETFs, pero no nos sorprendería terminar el año sin cambios.

En este informe, vamos a tener una visión de arriba a abajo de las perspectivas económicas mundiales, las expectativas de los tipos de interés y el impacto potencial sobre las principales clases de activos. Nuestro objetivo es mirar más allá del alboroto a corto plazo y dar a los inversionistas una vista panorámica de los temas principales que pueden conducir los mercados mundiales en 2016.

Panorama de la Economía Mundial

Siguiendo una inmersión en 2015 (3,1% en 2015 vs. 3,4% en 2014), se espera que el crecimiento mundial se recupere en 2016 hasta llegar a alrededor del 3,6%, según las últimas estimaciones del FMI (Fondo Monetario Internacional). Se espera que la modesta recuperación del crecimiento mundial sea guiada por las ganancias en las principales economías avanzadas, mientras que se espera que los mercados de las economías emergentes se estabilicen y fijen un mejor rendimiento después de un pésimo 2015. Consulte la tabla siguiente para las previsiones del FMI.

IMF projections

Fuente: Perspectivas de la Economía Mundial según el FMI

La arriesgada sensación de bajada puede ofrecer una oportunidad

Los riesgos para las perspectivas mundiales están claramente sesgados a la baja, ya que cada uno de los principales pilares de la economía mundial se están enfrentando a vientos en contra, tanto individualmente como de forma debido a los efectos globales de contagio. Tenga en cuenta que el FMI redujo sus proyecciones para el 2016 en la mayoría de las economías en su último pronóstico en relación con las estimaciones previas. En resumen, el riesgo real es que los datos de crecimiento real decepcionan aún más que la reducción de expectativas.

Más allá del crecimiento mundial más débil de lo esperado, aquí hay una lista breve de los principales riesgos previstos para el año 2016:

  • Conmoción geopolítica en el Medio Oriente y en otras partes
  • Nuevos descensos en los precios de las materias primas, especialmente en el petróleo.
  • Desaceleración más profunda en China
  • Una nueva ola en la fuerza del dólar americano
  • La volatilidad prolongada del mercado ve más nítido el valor de la debilidad del activo

En cuanto a cada uno de estos riesgos en sí mismos, opinamos que la mayoría tienen una probabilidad muy baja de tener un impacto negativo sostenido en los principales mercados mundiales. Lo más probable, es que cuando haya noticias decepcionantes o negativas si las hay, esperáramos que las ondas del corto plazo de volatilidad probablemente se disipe de forma relativamente rápida (unos días o semanas).

En general, creemos que los mercados tienen en gran medida 'en precio' estos riesgos durante la segunda mitad de 2015 y que es la razón de los malos resultados de los activos globales en ese período. En otras palabras, los mercados ya se han tenido en cuenta las expectativas de que los riesgos anteriores existen o van a materializarse.  Sólo una serie verdaderamente inesperada de eventos (por ejemplo, un importante acto terrorista) es probable que genere una disminución sostenida en los principales mercados.

Más allá de la "fijación de precios" de las expectativas del mercado, también queremos minimizar la probabilidad de un escenario de "peor caso" en el que estos riesgos se puedan desarrollar. Por ejemplo, la preocupación de que China pueda ralentizarse más drásticamente se compensa en gran medida por la determinación de Pekín de mantener la estabilidad económica y social. Puede haber eventuales titulares inquietantes, como quiebras en el estado chino o en sectores bancarios ocultos, pero se esperaría que el gobierno actúe rápidamente para aislar la economía en general y limitar el daño. Así como, nuevos descensos en los precios del petróleo (no excluimos la debilidad de $25 por barril para el US WTI y $28 por barril para el crudo Brent), mientras se preocupan los productores de petróleo y los proveedores de servicios petroleros, ayudaría aún más al gasto del consumidor y al crecimiento a nivel mundial.

Principales Perspectivas de la Economía

Viendo las claves de las economías globales, hemos notado lo siguiente (los tipos de interés serán discutidos más adelante):

  • Estados Unidos: La política de las elecciones presidenciales proporcionará un ruidoso telón de fondo a un movimiento en curso, la modesta expansión de Estados Unidos (FMI previsiones 2016 PBI en el 2,2% vs. 2,0 en 2015). Hay cero posibilidades de un estímulo fiscal (presupuesto) significativo en 2016, sugiriendo que hay un alza mínima para las expectativas de crecimiento de Estados Unidos. La economía estadounidense se mantendrá en piloto automático, impulsada por la condición de los consumidores estadounidenses.
  • Europa: Es probable que continúe el crecimiento anémico (previsiones FMI 2016 1,6% PIB vs. 2.015 1,5%), con pocas razones para esperar sorpresas positivas. Europa sigue siendo vulnerable a una desaceleración más pronunciada en Asia /China, pero las empresas europeas siguen estando bien posicionadas para competir. Además de la falta de progreso en el logro de las metas de inflación del BCE pueden verse las compras de activos adicionales (flexibilización cuantitativa) por el BCE que vuelve a poner en la mesa, el apoyo a las acciones y el daño al Euro. Preste atención a Mario Draghi, Presidente del Banco Central Europeo.
  • Japón: Se pronostica una recuperación modesta para fortalecer (FMI pronostica 1,0% PBI vs. 2015 0,6%), pero una debilidad inesperada en China ocupa un lugar preponderante como riesgo regional. El Banco de Japón (BOJ) también puede volver a considerar otra ronda de flexibilización cuantitativa si el crecimiento baja las expectativas, que apoyen las acciones japonesas y se podría ver debilitado el yen, y el cambio USD/JPY moverse por encima de 125. Preste mucha atención a las declaraciones del Banco de Japón y discusiones políticas.
  • China: Los mercados están llegando rápidamente a un acuerdo con la idea de que China no seguirá creciendo a un 7% y se establece por un período de crecimiento por debajo de ese nivel, en términos relativos (FMI previsiones 2016 PBI al 6,3% vs. 6,8% en 2015). Las noticias y datos chinos seguirán dominando los titulares, pero no pierda de vista el panorama general. China está aquí para quedarse y es una estrategia de inversión a largo plazo. Salidas significativas de capital extranjero en 2015 podrían comenzar a revertirse si el gobierno es capaz de estabilizar los mercados y se resiste a una subsecuente intervención de mayor mano dura. Esperamos que el gobierno Chino insista agresivamente en crear políticas de apoyo a la economía real a medida que continúa su transición a un modelo impulsado por el consumo.
    • La intensa volatilidad de los mercados vista en el inicio de 2016 debería ser vista como un desarrollo específico del mercado de China, desde nuestro punto de vista. Vemos las fuertes caídas como una corrección adicional de la burbuja especulativa que se formó en el primer semestre de 2015 y estalló a mediados de junio. Ese proceso se retrasó por seis meses debido a las restricciones regulatorias sobre las ventas y los cambios en las normas de garantía de margen. El efecto indirecto de corto plazo a otros mercados globales es de esperar, pero el impacto en los mercados no provenientes de China no debe ser sostenido. Preferimos usar la debilidad del contagio vista en otros mercados importantes como una oportunidad para comprar valoraciones baratas. Para poner esto en perspectiva histórica, el índice CSI300 de las acciones chinas no está correlacionado efectivamente con el rendimiento en el S&P 500, con el Índice Mundial MSCI (acciones de las principales economías desarrolladas) ni con las materias primas (índice de materias primas CRB), a lo largo de varios recuadros, como se aprecia a continuación. (Una correlación próxima a cero indica que no hay ninguna relación estadística entre las dos variables, es decir, los movimientos en una variable afectan poco o nada en los movimientos de la otra.)

Las correlaciones históricas del índice de mercado de valores chino CSI300 para otros índices mundiales importantes

Chinese Stock Market Correlation

Fuente: Bloomberg; DriveWealth

  • Mercados emergentes (ME): Buscamos una variación amplia en el crecimiento entre las distintas economías de los ME con 'Asia excluyendo a China' como el punto más brillante en el universo de los ME. Es probable que las economías de América Latina continúen teniendo dificultades. Aún así, después de la crisis de los últimos años, nos inclinamos a pensar que lo peor ha pasado (tanto en el declive de las divisas como en el del mercado de valores) y es el momento de construir con cuidado y con paciencia una asignación de recursos para la inversión en los Mercados Emergentes. Las economías de los ME siguen representando la gran mayoría de las ganancias en la participación relativa del crecimiento mundial y siguen siendo una importante estrategia de inversión en un plazo largo, según la nuestro punto de vista. Las valoraciones actuales precio-a-valor-contable, que se muestran a continuación, están en mínimos vistos por última vez después del colapso de Lehman en 2008, por lo que sólo el valor relativo sugiere una oportunidad.

price to book

Fuente: Bloomberg; DriveWealth

Perspectivas en los tipos de Interés

En general buscamos que el 2016 sea otro año con excepcionales tipos de interés bajos en todo el mundo, con algunas excepciones obvias en el espacio de los ME. Las principales economías continúan luchando con las secuelas de la Gran Crisis financiera de 2007-2009 y las políticas de dinero fácil todavía son necesarias en nuestra opinión. A la luz de vientos económicos globales y tasas de inflación persistentemente bajas, no vemos posibilidades de aplicación de políticas monetarias restrictiva por parte de las principales economías desarrolladas.

Por el contrario, creemos que pueden ser necesarias medidas de flexibilización adicionales en varias economías desarrolladas, como China, Japón y la Eurozona, con los riesgos decididamente apuntando hacia más y no menos adaptación. Estamos en contra de las expectativas de consenso en muchos casos, algunas de los cuales ven un aumento gradual en los tipos de interés a nivel mundial. Sin duda, con los tipos de interés oficiales de referencia en o cerca de niveles históricamente bajos en muchas economías desarrolladas, hay espacio limitado para la flexibilización adicional.  Simplemente esperamos que los tipos globales sigan siendo extremadamente bajos y es poco probable que aumenten en el 2016.

Estados Unidos:  2015 fue dominado por la anticipación acerca de cuándo la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) comenzaría a aumentar los tipos de interés en los Estados Unidos.  (Nosotros diferimos con el consenso de todo el año, sin esperar el cambio de la Reserva Federal en 2015 y ocurrió apenas dos semanas.) Cuando la Reserva Federal finalmente apretó el gatillo y aumentó ¼% a mediados de diciembre, la especulación del mercado rápidamente avanzó a la sincronización y la cantidad de futuras subidas de tipos.

Las expectativas actuales, a partir de los datos futuros del mercado, los economistas y la propia Fed, cubren un rango de dos a cuatro ¼% en subidas para el 2016. Se prevé que la referencia a 10 años del Departamento del Tesoro estadounidense cierre el año entre 2,5 a 3,0%, por encima del nivel actual de 2,22%. Volveremos a tomar la baja del lado del consenso, y esperar sólo un alza de la tarifa adicional, si es así, desde la Reserva Federal en 2016 y un rendimiento de fin de año a 10 años del 2,5%.

Creemos que una combinación de vientos en contra económicos globales, la volatilidad del mercado, y que no existen presiones de inflación en Estados Unidos hará que la Fed se abstenga de elevar los tipos de Estados Unidos de manera significativa en 2016.

Sin embargo, nuestra visión no evitará que los mercados especulen sobre el calendario y el alcance de las futuras subidas del Fed, al igual que hicieron la mayor parte del 2015. Creemos que este tipo de movimientos especulativos a corto plazo pueden ofrecer a los inversores numerosas oportunidades a lo largo del año para introducir y sacar de forma estratégica inversiones que se beneficiarán de un entorno continuado de tipos de interés de Estados Unidos "bajos durante más tiempo". Este punto de vista también apoya nuestras expectativas del mercado global, en las que es poco probable que se desarrollen tendencias sostenidas y en un solo sentido, y que los movimientos de precios son más propensos a revertir la media.

Tenga en cuenta que la gran mayoría de los bancos centrales globales clave todavía están promoviendo políticas monetarias más fáciles (tipos de interés bajos) para combatir la debilidad económica o mover las lecturas de inflación más alta hacia sus objetivos. Eso deja a la Reserva Federal nadando contra la corriente global y además aboga por la restricción en el próximo año.

Si estamos en lo correcto y la Reserva Federal se queda en el banquillo durante la mayor parte del año, otra ronda de fortificación del dólar americano (USD) también es probable que sea evitada. Un dólar americano listo a decaer frente a otras monedas importantes, y especialmente frente a monedas de los ME, también es probable que apoyen la demanda mundial y el apetito de riesgo. Nos gustaría volver a re-evaluar nuestro dólar americano para la perspectiva de un movimiento sostenido por encima de100,50 en el índice del nivel del dólar de Estados Unidos (99,50 pasados), lo que correspondería aproximadamente a un descenso en el euro por debajo de 1.0400/50 (última 1,0750). Tal solidez del USD probablemente refleja un deterioro significativo del sentimiento de riesgo global, en vez de un cambio en el panorama de la Fed.

Eurozona: El Banco Central Europeo (BCE) amplió y extendió su programa de compra de activos en el año 2015 debido a la inflación en ejecución continuamente por debajo del objetivo de inflación del BCE de estar justo por debajo del 2%. Sin embargo, en su última reunión en diciembre, el BCE dio la impresión de que no estaba preparado para llevar a cabo medidas más agresivas de flexibilización. En cambio, el BCE continuó expresando su confianza en que todavía esperaba que la inflación avanzara hacia su objetivo marcado a pesar de una completa falta de evidencia en los datos del IPC recientes.

Es verdad, el IPC ha surgido de deflación (inflación negativa), pero en el 0,2% interanual a diciembre 2015 sigue manteniéndose peligrosamente cerca del territorio deflacionario. Es probable que lo que sucedió en diciembre es sinónimo de retroceso de los halcones en el Consejo de Gobierno del BCE (dirigido por Alemania) argumentando que el BCE ya ha hecho lo suficiente. Sin embargo, esperamos que las lecturas más persistentemente bajas de inflación superarán esas objeciones y darán lugar a una mayor expansión del programa de compra de activos del BCE. Si es así, el EUR probablemente entrará en una nueva fase de debilidad mientras que las acciones Europeas pueden beneficiarse. La alternativa es un escenario potencial de la 'década perdida de Japón' en Europa.

Japón: El Banco de Japón (BOJ) decepcionó nuestras expectativas en otra ronda de compra de activos (flexibilización cuantitativa) en el segundo semestre de 2015. El Banco de Japón probablemente estaba respondiendo un poco mejor de lo esperado por el desempeño económico en el primer semestre del año y se sintió lo suficientemente seguro como para retrasar las nuevas medidas. Desde entonces, el panorama ha cambiado, y no para mejor. El FMI ha rebajado sus previsiones de crecimiento de Japón 2016 (de + 1,2% a + 1,0%) al igual que el Banco de Japón se estaba posicionando en Octubre.

Es una llamada muy cercana, pero creemos que todavía hay potencial para el Banco de Japón para anunciar otra ronda de flexibilización cuantitativa en algún momento del primer semestre del año. El catalizador más probable sería la debilidad más pronunciada fuera de China, aunque las lecturas decepcionantes de sentimiento Tankan 4Q sugieren que la confianza empresarial japonesa ya se está ablandando. De lo contrario, el Banco de Japón puede contenerse para mantener la política constante durante gran parte del año y deja al gobierno proporcionar políticas de apoyo.

China: La atención se centra claramente en como China comienza el nuevo año y los datos chinos seguirán siendo una fuente de gran volatilidad de los mercados, a pesar de las preguntas sobre la credibilidad de los propios datos subyacentes. Hay demasiados jugadores que participan en la perspectiva china, desde el gobierno central de Pekín, al Banco Popular de China (PBOC), a la Comisión Reguladora de Valores, para pintar un panorama detallado del tipo de interés.

Nuestra premisa básica es que todos esos actores estarán involucrados en los esfuerzos para estabilizar y apoyar tanto las perspectivas económicas (el objetivo de un aterrizaje más suave) como la estabilidad de los mercados financieros. Habiendo aprobado recientemente su moneda para su inclusión en los Derechos Especiales de Giro del FMI (SDR-una cesta de reserva de divisas), con efecto en octubre de 2016, las autoridades chinas son propensas a tomar las medidas necesarias para garantizar la estabilidad. El principal riesgo es que las medidas oficiales conducen a una aceleración de las salidas de capital, no sólo por parte de los extranjeros, sino también por los inversionistas nacionales.

En el panorama general, seguimos viendo a China como una inversión estratégica a largo plazo y aprovecharíamos la volatilidad baja a corto plazo para construir un portfolio a largo plazo. El principal índice de 300 CSI tiene alcance mínimo para volver a revisar en el pasado agosto el precio justo por debajo de 3000 (en la actualidad aproximadamente 3300), y se vería que los precios se estabilizan en esa área.

Perspectivas de los activos

Nuestra opinión primordial es que en 2016 continuará viéndose un entorno con una tasa global de interés excepcionalmente baja y esto es el motor principal de nuestras preferencias al distribuir nuestros bienes. En particular, estamos muy sesgados a favor de las acciones relativas a los bonos. A continuación ofrecemos nuestro punto de vista sobre cómo las principales clases de activos irán el año que viene.

  • Acciones: Esperamos que las bolsas de todo el mundo tengan un año complicado, pero sin embargo, positivo en general. El sentimiento de riesgo sigue siendo frágil a la luz de las incertidumbres geopolíticas y vientos económicos que enfrentan a muchas grandes economías. Como tal, no anticipamos un movimiento extendido más alto, sino más bien una serie de mini-recuperaciones seguidas de retrocesos a corto plazo. Y con los bancos centrales continuando con el suministro de altos niveles de liquidez, no esperamos que una disminución significativa sea sostenida.

En cuanto a las asignaciones regionales, estamos a favor de las acciones de Estados Unidos, Europa y Japón entre las economías desarrolladas. También queremos sobrepasar nuestras asignaciones del EM, centrándonos en Asia, desde los niveles normales de 15 a 20% entre un 30-35%.  Queremos utilizar niveles bajos normales para establecer un núcleo de exposición de los ME a largo plazo (20%) y gestionar tácticamente el 10-15% restante.

  • Bonos: En general, no vemos mucho potencial en cuanto a los bonos de cara al año próximo, con rendimientos que ofrecen ganancias insignificantes y políticas monetarias constantes que limitan los movimientos de los precios. Las excepciones son los EE.UU. y el Reino Unido, que pueden ver pequeños aumentos de las tasas. Para los inversores inclinados a la compra de bonos, favoreceríamos plazos más cortos (duración) de 2 años o menos.
  • Materias primas: Es poco probable que las turbulencias de 2014-2015 se evaporen por completo en el año 2016 para las materias primas. Teniendo en cuenta los riesgos de desarrollo global más débil de lo esperado, vemos un potencial significativo para una mayor debilidad durante la primera parte del año. Más adelante en el año, sin embargo, haríamos que el caso de los productos básicos se estabilizara en el tiempo y recuperara suministros volviendo a alinearse con la demanda. Los riesgos principales al alza se derivan de acontecimientos geopolíticos interrumpiendo el suministro de una manera impredecible, pero consideramos éste un escenario poco probable. Los bajos precios de los productos básicos son propensos a apoyar el caso de la inflación contenida y las continúas políticas monetarias expansivas.

Invirtiendo en Takeaways para 2016

Desde nuestro punto de vista, el panorama económico mundial sugiere un crecimiento relativamente estable, pero continuará en niveles bajos. Esperamos que las principales economías desarrolladas (Estados Unidos, Europa y Japón) demuestren un crecimiento modesto en 2016: alrededor de 1.0 al 1.5% para Japón y Europa, y alrededor de 2.3 al 2.5% para los Estados Unidos. Los temores de una desaceleración más profunda en China son algunos de los principales riesgos desde nuestra perspectiva, pero esperamos que el gobierno chino se encargue de una adaptación progresiva. Incluso si la debilidad en China es más extrema de lo que esperamos, todavía debería tener un impacto limitado en las economías desarrolladas importantes, ya que las exportaciones a China desde las economías desarrolladas sólo representa una parte insignificante del PIB de los países desarrollados. En general, entonces, el panorama económico mundial debe ser de apoyo para los activos de riesgo, es decir, acciones y (más o menos en la segunda mitad del año) las materias primas.

Vemos además un significativo sesgo negativo en el sentimiento de riesgo, o la psicología del mercado, teniendo en cuenta el débil final del 2015 y el alcance de los riesgos destacados anteriormente. Sin embargo, también creemos que gran parte de esa negatividad ya se ha reflejado en los principales mercados y que debe limitarse un inconveniente más bajo. A falta de pruebas de una desaceleración más significativa en los datos económicos reales para las principales economías (EE.UU., Europa, Japón y China), creemos que los principales mercados mundiales tienen la posibilidad de ver ganancias modestas (5-10%) en el transcurso del año. Pero no esperamos que esto sea una calle de un solo sentido y de hecho se espera que sea un recorrido agitado. Nuestro punto de vista sugiere que los inversores pueden beneficiarse de un enfoque de inversión táctico más pro-activo, (comprar a la baja/sacar beneficios de los rebotes; repetir). Noticias y eventos de mercado, tales como agitación en el medio este o las actuaciones del Fed "harán o no harán que crezca la especulación, se debe ofrecer amplias oportunidades para que los inversionistas aprovechen razonablemente a corto (varias semanas) o largo plazo los vaivenes del mercado.

Dadas nuestras expectativas sobre los tipos de interés global seguiría siendo excepcionalmente bajos hasta el 2016 y más allá, estamos más fuertemente centrados en las clases de activos que deberían beneficiarse de un entorno de bajos tipos de interés. Como resultado, no vemos un potencial significativo en bonos, y están en cambio muy centrados en la renta variable mundial, predominantemente en las principales economías desarrolladas, con una parte enfática de sobrepeso en la construcción de un portfolio de los ME a largo plazo. Las materias primas probablemente seguirán siendo extremadamente volátiles a lo largo del año, pero esperamos que se estabilicen alrededor de la mitad del año ya que los temores de crecimiento global se disipan y los desequilibrios de oferta y demanda se resuelven.

Vamos a actualizar nuestra Perspectiva Global para el mercado del 2016 en forma trimestral.

_____________________________________________________________________

Aviso legal

Miembro de SIPC, que protege a los valores de los clientes de sus miembros hasta $ 500,000 (incluyendo $ 250,000 para las reclamaciones por dinero en efectivo). Folleto explicativo disponible a solicitud o en www.sipc.org.

Productos de inversión: No es un depósito• El FDIC no está asegurado • No tienen garantía bancaria • No está asegurado por ninguna agencia gubernamental federal • Pueden perder el valor.

DriveWealth es una plataforma de inversión móvil para los inversores individuales que ofrecen una selección de Exchange Traded Funds (ETFs "") para las poblaciones de los Estados Unidos en la lista. DriveWealth también ofrece contenido educativo gratuito para ayudar a los inversores a comprender las finanzas y lo básico de las inversiones.

Usted debe tener al menos 18 años de edad y cumplir con nuestros requisitos de "Conozca a su Cliente" con el fin de abrir una cuenta de inversión en vivo con DriveWealth.

No hay depósito inicial mínimo requerido para abrir una cuenta de inversión, o saldo mínimo en curso de la cuenta requerido. Las comisiones y gastos asociados a las transacciones de renta variable en las plataformas que ofrecen DriveWealth incluyen un cargo de comisión de $ 0,0125/acción, sujeto a las siguientes cargas mínimas - Pasaporte DriveWealth y plataformas Atlas: $ 2,99 ($ 4,95 en China) por transacción; CQG One y plataformas CQG One Pro: $ 5.95 por transacción. No hay cuotas mínimas mensuales para el DriveWealth Pasaporte y Atlas plataformas. Para los extranjeros no residentes, hay una cuota de comprobación fiscal de $ 5,00 (en representación de la Forma W-8BEN de paso a través de los costes de procesamiento). Vea una lista completa de nuestros honorarios en http://bit.ly/DWFees

DriveWealth's carga comisión de $ 0,0125 / acción, sujeto a un mínimo de $ 2.99 / comercio ($ 4,95 en China) por transacción, para las plataformas DriveWealth Pasaporte y Atlas se encuentra entre los más bajos de todos los corredores en línea, basado en la encuesta de Barron de corredores de venta al por menor en línea (15 de marzo 2014).

Toda inversión conlleva un riesgo. El rendimiento pasado no es indicativo de los rendimientos futuros, los cuales pueden variar. Las inversiones en acciones y en fondos cotizados (ETFs) pueden perder valor, conduciendo a una pérdida de capital. El comercio en línea tiene un riesgo inherente debido a los tiempos de respuesta del sistema y los tiempos de acceso que pueden verse afectados por varios factores, incluyendo pero no limitado a las condiciones del mercado y el rendimiento del sistema. Un inversionista debería entender estos hechos antes de negociar. Los riesgos asociados con la inversión en acciones internacionales, incluyendo ADRs y ETFs que cotizan en Estados Unidos que contienen acciones no estadounidenses incluye, entre otros, /riesgo político del país en relación con el gobierno en el país de origen; riesgo de tipo de cambio, si la moneda del país se devalúa; e inflacionario /compra de riesgos en potencia si la moneda del país de origen se vuelve menos valiosa así como el nivel general de precios de bienes y servicios aumenta.

Todas las personas que quieren abrir una cuenta están sujetos al proceso de aprobación de DriveWealth, el cual incluye "Conoce a tu Cliente" (KYC, en inglés) y la revisión del "Contra el Lavado de Dinero" (AML, en inglés).

Todas las personas que tratan de abrir una cuenta están sujetos a DriveWealth's proceso de aprobación, que incluye un "Conozca a su cliente" (KYC) y una revisión "Contra el Lavado de Dinero" (AML).