¿Está invirtiendo en materias primas?

Imagen de akiza.com Por Brian Dolan, estratega principal de mercado en DriveWealth.com

 

¿La clase de activos olvidada?

A menudo, los inversores subestiman a las materias primas como clase de activos. Muchos inversores y profesionales financieros ven las materias primas como algo demasiado especulativo o demasiado volátil, y tienen razón. Invertir en materias primas no es apto para cardíacos. Pero como medio para la diversificación dentro de una cartera de inversiones a largo plazo, las materias primas deberían ser tenidas en cuenta, sin dudas.

Para sopesar los riesgos y las recompensas potenciales de las materias primas, la regla a tener presente es que las materias primas solo deberían conformar entre el 5 y el 10% de la cartera total de un inversor. Cualquier porcentaje mayor haría que su cartera fuese considerada demasiado especulativa o volátil. Cualquier porcentaje menor le haría perder una oportunidad de diversificar más aun su cartera y aumentar potencialmente sus ganancias.

¿Cuál es la causa de la movilidad de las materias primas?

Por lo general, las materias primas son consideradas cíclicas según su naturaleza: la demanda y los precios aumentan por lo general cuando el crecimiento económico es bueno, y viceversa cuando el pronóstico económico pierde solidez. Claro que existen períodos de volatilidad de corto plazo hacia arriba y hacia abajo en cada materia prima debido a sequías/inundaciones, interrupciones en la producción y otras circunstancias aisladas, pero son la excepción a largo plazo.

Como resultado, los precios de las materias primas pueden experimentar tendencias de precios prolongados, tanto en alza como en baja, basados en ciclos económicos de plazos más extensos. Más importante todavía, los precios de las materias primas pueden ser indicadores destacados de ciclos económicos más grandes, ya que son muy sensibles a los cambios en la demanda y son la vanguardia de la producción. Es así que el inversor, como parte de su cartera, haría bien en tener más presente los tiempos del mercado, añadiendo materias primas luego de descensos extendidos y abandonando materias primas luego de ganancias prolongadas.

En relación con otras clases de activos, las materias primas están claramente correlacionadas con las acciones, como usted podría sospechar dada la naturaleza cíclica de las acciones y la economía en general. Pero esa relación positiva, la cual significa que tienden a moverse en la misma dirección, está en un nivel relativamente bajo de alrededor de solo un 35% desde el año 2000. Comparadas con los bonos, las materias primas están correlacionadas de manera negativa, lo que significa que tienden a moverse de forma opuesta entre sí, pero también en niveles de correlación extremadamente bajos. Estos bajos niveles de correlación son lo que hace que las materias primas sean una buena opción para lograr diversificación.

Las materias primas tienen una correlación negativa con el valor del dólar estadounidense y a niveles más relevantes (alrededor del -45%) desde 2000. Eso significa que un dólar estadounidense afianzado tenderá a hacer sentir su peso sobre las materias primas, mientras que un dólar estadounidense debilitado tenderá a respaldar los precios de las materias primas. En términos de la inflación, por lo general, los precios de las materias primas hacen un seguimiento de las tendencias inflacionarias, ya que son un factor subyacente de los índices de inflación.

Cómo invertir en materias primas

El modo más obvio de invertir en materias primas es comprar contratos de futuros sobre materias primas. Pero eso conlleva múltiples transacciones de futuros para desarrollar una cartera diversificada de materias primas, elevando los costos e incrementando la complejidad y el riesgo.

Para la mayoría de los inversores particulares, el modo más simple y menos costoso de incluir las materias primas en su cartera es a través de los fondos cotizados (ETF) amplios con índice de materias primas. (Vea más abajo un importante descargo de responsabilidad por riesgos de ETF.) Al invertir en ETF con índice, por lo general, usted logra exposición a toda la gama del complejo de las materias primas (agricultura, energía, metales y materiales), dependiendo del índice seguido por el fondo cotizado. Eso le permite aprovechar el amplio cambio cíclico en las materias primas en general, así como evitar los peligros de escoger una materia prima particular, como el petróleo o la soya. Algunos ETF amplios con índice de materias primas a considerar y que tienen gran disponibilidad son DBC, GSG y DJP. (Más información sobre los ETF.)

commodities index

Fuente: Bloomberg; DriveWealth

Al ver el historial de largo plazo de los precios de las materias primas en el cuadro de arriba, varias tendencias de largo plazo son evidentes, tanto arriba como abajo. (El índice de materias primas TR/CC CRB es un índice basado en los precios de futuros de 19 materias primas distintas y está presentado como proxy para índices de materias primas amplias. Los ETF mencionados arriba podrían utilizar índices de materias primas distintos al TR/CC CRB.)

Desde cerca de 2001 a 2008 existe una tendencia más alta a largo plazo, ya que el crecimiento global fue sólido y la demanda de materias primas por parte de China fue insaciable. La gran crisis financiera de 2008-09 (GFC, por sus siglas en inglés) le puso fin de forma abrupta a esa tendencia, pero también se estabilizó rápidamente una vez que los mercados se recuperaron y las medidas de estímulo en respuesta a la GFC empezaron a surtir efecto (entre mediados de 2009 y fines de 2011). Al atenuarse aquellas medidas de estímulo a fines de 2011, las materias primas también se debilitaron. La fase más reciente del debilitamiento de las materias primas (2014-2016) surge de múltiples factores: el flojo crecimiento global, la menor demanda china, la deflación generalizada y un dólar estadounidenses fortalecido. La combinación de estos factores ha dañado a las materias primas.

Mirando nuevamente el cuadro completo, está claro que el índice de las materias primas representado por el TR/CC CRB está cerca de los niveles más bajos en más de dos décadas. (Algunas materias primas particulares, como el oro, podrían estar más cerca en realidad de sus valores altos históricos; el índice se emplea como proxy para todas las materias primas juntas, como un conglomerado.) Si bien no hay garantía de que no bajen, si usted no se expone a las materias primas, este podría ser un buen momento para considerar destinar una pequeña porción de su cartera al espacio de las materias primas. Si la actividad económica repunta en los próximos años cuando los efectos a largo plazo de la GFC se desvanezcan finalmente o la inflación comience a emerger, una inversión en materias primas podría ofrecer ganancias potencialmente mejoradas.

______________

Descarga de responsabilidad: Toda inversión conlleva un riesgo. Los desempeños anteriores no son indicativos de ganancias futuras, las cuales podrían variar. Las inversiones en acciones y ETF podrían disminuir en su valor, conduciendo potencialmente a una pérdida de capital. El comercio por Internet tiene un riesgo inherente debido a la respuesta del sistema y los tiempos de acceso, los cuales podrían estar afectados por diversos factores, incluyendo entre varios a las condiciones del mercado y el desempeño del sistema. Un inversor debería entender tales hechos antes de comerciar. Los riesgos asociados a las inversiones en valores internacionales, como los ADR de EE. UU. y ETF con valores que no son de EE. UU., incluyen, entre otros, el riesgo de un país/político relacionado al gobierno en el país de origen; el riesgo de la tasa de cambio si la moneda del país se devalúa; y los riesgos inflacionarios/de poder adquisitivo si la moneda del país de origen pierde valor a medida que aumenta el nivel general de los precios de bienes y servicios.

La mayoría de los ETF inversos “se resetean” diariamente, lo que significa que estos valores están diseñados para lograr cada día sus objetivos declarados. Su desempeño a lo largo de períodos más largos que un día puede diferir significativamente del inverso del desempeño de su índice o punto de referencia subyacente durante el mismo período de tiempo. Este efecto puede amplificarse en mercados volátiles, posibilitando que usted padezca pérdidas importantes aun en el caso en que el desempeño de largo plazo del índice mostrase un alza. Si bien podrían existir estrategias que justifiquen mantener estas inversiones por más de un día, los inversores a largo plazo con un horizonte de tiempo intermedio o de largo plazo deberían considerar atentamente si estos ETF son apropiados para su cartera.

Antes de invertir en un (ETF), un inversor debería considerar cuidadosamente los objetivos de inversión, los riesgos, los cargos y los gastos de la compañía de inversión. El prospecto contiene esta y otra información importante acerca de la compañía de inversión. Le aconsejamos leer el prospecto con mucha atención antes de invertir. Puede obtener una copia del prospecto en drivewealth.com/explore/products