Los Baby Boomers invitan a los Millennials a sus fiestas en la oficina, pero muchos no se quedan demasiado tiempo

Por Neale Godfrey Este artículo fue originalmente publicado en Forbes.com

La mayor generación viva de América, los Baby Boomers, está a punto de ser sustituida por los Millennials, que pronto se convertirán en una parte importante de la fuerza laboral de Estados Unidos. A finales de 2015, la  Oficina del Censo de EE.UU.  proyecta que los Millennials alcanzarán el "... número de 75,3 millones, superando losproyectados 74,9 millones de Boomers".

¿Qué significa esto? Millones de Millennials están trabajando ahora junto a los Baby Boomers; sin embargo, parece como si se hubieran unido a la fiesta en la oficina por un corto espacio de tiempo, sólo para dirigirse rápidamente hacia la puerta y hacia un nuevo lugar. Mejor dicho, así parece desde la perspectiva de los responsables de contratación, que fueron encuestados recientemente acerca de los hábitos laborales de los Millennials. Sorprendentemente, muchos Millennials están todavía subempleados, a pesar de un emergente mercado laboral en crecimiento desde la reciente recesión. El 53% de los gerentes de recursos humanos reportaron "dificultad para encontrar y retener el talento de los Millennials ". El estudio también descubrió que el 58% de los Millennials esperan permanecer en sus puestos de trabajo menos de tres años; un marcado contraste con los Baby Boomers, que normalmente permanecen en sus puestos de trabajo durante más de siete años de media.

Así que, ¿por qué son los Millennials tan exigentes con sus carreras, sobre todo cuando ni siquiera pueden tener un trabajo estable? Otra encuesta puede haber revelado algunas de las posibles razones. Los millennials, a los que criamos nosotros los Baby Boomers, nos vieron trabajar hasta dejarnos la piel. Se dieron cuenta de que nos estábamos perdiendo sus partidos de fútbol. Nos oyeron quejarnos de nuestros jefes. Y, también se dieron cuenta de que le dedicamos tanto tiempo contando con la longevidad de trabajo, para al final ser "recortado de la plantilla".

Un artículo en Timestates , "entre otras cosas, los Millennials... quieren horarios de trabajo flexibles, más "tiempo para mí" en el trabajo, y casi un no parar de comentarios y consejos laborales por parte de los directivos". Ellos también quieren ser "Trabajadores sin corbata" y usar pantalones vaqueros para trabajar, por no mencionar, espacio abierto y sin oficinas amuralladas.

Ernst & Young llevó a cabo un estudio en el 2013, que fue resaltado en Business Insider, describiendo algunas de las diferencias entre las generaciones; los Millennials son conocedores de la tecnología, pero no son grandes jugadores en equipo y no son necesariamente empleados leales, mientras que los Baby Boomers tienden a ser jugadores en equipo y leales. Por desgracia, los "Baby Boomers" no se adaptan tan bien a los cambios y la tecnología. Vaya... vamos a parar aquí un minuto. SegúnFortune, "los Millennials han sido injustamente cargados con la dudosa reputación de ser empleados desleales y egocéntricos.  El hecho es que sus metas, pasiones y necesidades en el lugar de trabajo no son tan diferentes de las de los Baby Boomers... "

El Instituto IBM para el Valor del Negocio profundizó un poco en los mitos sobre los Millennials e incluso desmintió algunas de esas nociones. Encontraron que los Millennials de hecho "desean la seguridad financiera, la antigüedad, el liderazgo inspirador, estrategias de negocio claramente articuladas y reconocimiento basado en el rendimiento..." de la misma manera que los Baby Boomers. Francamente, ¿quién no? Aquí hay un hallazgo interesante: Los Baby Boomers a menudo piensan que los Millennials prefieren aprender nuevas habilidades a través de las opciones digitales; sin embargo, muchos Millennials prefieren el contacto cara a cara. Otro mito sobre el respeto de los límites profesionales en los social media fue la debilidad de los miembros más jóvenes de la generación del Milenio (sin contar con algunos políticos importantes que descubrieron el "sexting" como una forma viable de comunicación), que no son capaces de dibujar esa línea firme que separa su vida personal y profesional.

Demos apoyo a las encuestas y comprendamos las diferencias que realmente vemos y determinemos por qué. Como W. Stanton Smith, jefe retirado de Deloitte, señala en su libro,"Descifrando las diferencias generacionales"Cambia tu forma de pensar... sin perder la cabeza,nosotros los Baby Boomers criamos a esta generación. En esencia, somos en gran medida responsables de los valores y las actitudes de los Millennials, pero parecemos conmocionados y sorprendidos con cómo ésta generación se comporta en situaciones profesionales. Smith explica que fuimos nosotros los que enseñamos a nuestros hijos a cuestionar cualquier situación. Los Millennials "han sido criados para ser consumidores - para cuestionar el valor - para exigir y esperar "experiencias microondas" de alta calidad y fáciles de manejar. Este es el mundo en el que se criaron; por tanto, es comprensible que lleven estas expectativas con ellos mientras consumen de todo, incluyendo carreras".

Smith relata una historia que ha desconcertado a los Baby Boomers. "El primer día de clase, un profesor de contabilidad de la universidad pidió a todos sus estudiantes que indicasen su nombre, ciudad natal y lo que esperaban de aquella clase... Un estudiante respondió: "Nos gustaría saber por qué usted cree que está cualificado para enseñarnos". El profesor con una trayectoria de 25 años estaba espantado". Smith se adentró más profundamente en esta conversación y un estudiante le explicó que ellos no piensan que la pregunta fuera grosera, diciéndole a Smith que, "somos conscientes de lo mucho que cuesta conseguir un título universitario - por lo que queremos estar seguros de que la inversión de nuestros padres vaya a merecer la pena ".

Así que, ¿cuál es la respuesta para mezclar las generaciones en el lugar de trabajo? ¿Qué hay de la comunicación? Puede ser así de simple. Craig Malloy, director general de Lifesize, analiza en un artículo de Forbes en 2014. Él descubrió que "la tutorización puede reducir la inseguridad de los trabajadores de mayor edad, que a menudo sienten que no pueden estar tan cargados de conocimientos técnicos como sus compañeros de 20 y 30 años. Aunque puede que no sean tan técnicamente hábiles o tan profundamente creativos con la tecnología como sus contrapartes menores, ellos han visto innumerables oleadas de tendencias en los negocios".  La tutorización sirve para ambas generaciones, así que pueden lograr un equilibrio. Malloy recomienda que las empresas deben "cultivar tanto el entusiasmo técnico como el conocimiento de los negocios; no dejar que uno cobre más importancia que el otro".

Como dijo Henry Ford, "reunirse es el principio, seguir juntos es avanzar, trabajar juntos es el éxito".  ¡Tengo mucha fe en nuestras dos generaciones!