¿Podemos obtener lo suficiente de las redes sociales?

Por Kayleigh Yerdon, Universidad de Cornell ¿Cuándo fue la última vez que pasaste un día entero sin revisar una red social? Me atrevo a suponer que probablemente fue hace muchísimo tiempo. En agosto del 2015, 62% de la población estadounidense usó Facebook con frecuencia. Para muchos otros, fue Instagram, Twitter, LinkedIn o algo por el estilo. Sin embargo, no podemos dejar de lado el hecho de que hay cientos de páginas de redes sociales, y docenas de lugares donde incluso puedes adquirir información de los "500 plataformas líderes" (sí, 500) de redes sociales. Con todas estas diferentes opciones de sitios web, es seguro decir que el campo de las redes sociales es enorme: estamos viviendo en una epidemia de redes sociales.

Esta epidemia se extiende más allá de generaciones, de naciones, de clases económicas... Más allá de todo. De hecho, casi se extiende más allá del apremio de tiempo. El estadounidense promedio revisa las redes sociales 17 veces al día (eso es al menos una vez cada hora). Antes de que pienses "ah, esos estadounidenses que lo único que hacen es estar en Facebook", ¡considera que países como México y Sudáfrica tienen vistas de página promedio de al menos 40 veces al día por persona! Las vistas de redes sociales se extienden también a través de generaciones. La mayoría de la gente asume con normalidad que los millenials son los que más frecuentan los sitios de redes sociales (y así es), pero no es mucho. En el 2014, se reportó que el 90% de los adultos de entre 18 y 29 años utilizan las redes sociales, comparado con un 77% de los adultos (incrementándose rápidamente) de entre 30 y 50 años. Los hechos lo dicen todo: las redes sociales están continuamente en crecimiento y están transformando gradualmente nuestras vidas.

Ahora, considera esta industria en crecimiento desde tu óptica de inversor. Estos son productos populares (lo sabemos). Podrás usar un sitio de red social a diario, ¿pero alguna vez comprarías las acciones de esa empresa? Podrías considerarlo. Pero en mi opinión, necesitas hacerlo con cautela. Invertir en acciones de redes sociales puede ser riesgoso.

Veamos como ejemplo Twitter. En el 2013, Twitter presentó una OPV y la gente enloqueció. Siguiendo al primer día de su trato, las acciones de Twitter saltaron a casi un 70%. En los siguientes dos meses, eran de casi 200%. Sin embargo, menos de dos años después (una vida corta para una acción) el precio de las acciones de Twitter se redujeron a la mitad después de ganancias escasas. Hoy, las acciones de Twitter aún están cayendo gradualmente. A eso se le llama volatilidad extrema. Echa un vistazo a la gráfica de cinco años del precio de las acciones de LinkedIn y verás también una volatilidad similar.

Es evidente no decir que los inversionistas no pueden producir beneficios de las empresas de redes sociales. Por ejemplo, Facebook ha tenido una tendencia gradual a la alza desde su OPV en el 2012. De hecho, un inversionista calculó que si habías comprado acciones de Facebook con valor de $2,000 después de su OPV, tu inversión se pudo haber vuelto de $8,000 en el 2015. Ese es un gran beneficio.

Realmente, el riesgo más grande con las acciones en redes sociales es su longevidad. ¿Recuerdas la locura que era MySpace? Quizás no. Actualmente, MySpace es completamente irrelevante como red social, pero por unos cuantos años después de su lanzamiento en el 2003, fue enorme. Para una servidora, estamos observando una tendencia similar ahora con Twitter. Quién sabe cuál será plataforma grande de red social que vendrá después. Cuando consideramos la popularidad de los sitios de redes sociales, pueden parecer hoy como grandes inversiones, pero nunca sabemos cuál gran tendencia podría desarrollarse en los siguientes años. Así, el riesgo con las acciones de redes sociales es la longevidad; lo que es popular hoy en redes sociales podría no serlo en unos cuantos años. En mi opinión, sería mejor ver las acciones en redes sociales como inversiones a corto plazo porque nunca sabemos lo que vendrá con las nuevas plataformas.

Al final del día, la elección es tuya. Si encuentras una empresa de red social que pienses que será particularmente rentable, podrías considerar dar el salto e invertir. Solo ten en cuenta que la oportunidad de tu inversión y la volatilidad de la popularidad de las plataformas de redes sociales podrían hacer de las acciones de redes sociales más riesgosas que otras inversiones. Para algunos inversores, una red social podría ser el riesgo que estás buscando, pero para otros, 17 vistas de página al día podrían ser suficiente.