Cinco Tendencias de Consumo de la Generación del Milenio que Influyen en la Manera en la que Invertimos

Autor: Nicole Dugan Gracias a la generación trabajadora resultante del baby boom, como nuestros padres, la Generación del Milenio nos podemos considerar como una de las generaciones más privilegiadas de la historia americana. A esto hay que añadir que fuimos la primera generación que crecimos en plena revolución tecnológica. Cuando muchos de nosotros éramos niños, Internet empezaba a convertirse en algo accesible. Este hecho preparó el camino para que llegaran los libros electrónicos, los smartphones y las tabletas, lo cual hizo que algunas cosas que ya conocíamos, como las bibliotecas, las novelas de bolsillo y los buscas, se volvieran innecesarias. Gracias a Internet, hemos crecido con la posibilidad de acceder fácilmente a casi todo. Esto nos ha hecho ganarnos la fama de ser personas que valoran sobre todo los objetos materiales, la satisfacción instantánea y las marcas de diseñadores famosos.

Desde que nos hemos incorporado al mundo laboral (muchos de nosotros durante la actual crisis económica), nuestros valores han cambiado de una manera radical, lo que afecta la forma en la que administramos nuestro dinero. A continuación os mostramos una lista con las 5 maneras en las que la Generación del Milenio suele gastar su dinero.

1) Búsqueda de la experiencia online perfecta

Como he señalado anteriormente, Internet entró en su madurez al mismo tiempo que muchos de nosotros. Es por ello que apreciamos todas aquellas marcas que ofrezcan aplicaciones elegantes o experiencias de compra online prácticas. Como muchos de nosotros sabemos, a menudo se pueden encontrar mejores precios a través de tiendas que operan únicamente en Internet, como Amazon o Gilt.

Hace poco, Urban Outfitters recibió bastantes elogios por haber aprovechado al máximo las ventas multicanal. Su método les permite vender productos de forma eficaz a través de sus tiendas, de las aplicaciones móviles, y de su página web. Es por eso que Urban Outfitter es una de las marcas que, como se ha podido comprobar, ha comprendido la importancia que tiene ofrecer una buena experiencia de compra tanto online como en la tienda

2) Miedo a los compromisos financieros importantes

Créanme, no es que no queramos ahorrar para la jubilación o comprar una casa. Lo que sucede es que, según time.com, el 90% de nosotros no nos podemos permitir ni siquiera el pago inicial. Aparte de la enorme carga que sufren muchos de los miembros de la Generación del Milenio como consecuencia de las deudas acumuladas durante el periodo estudiantil, hay que añadir que los gastos asociados con el alquiler de casas y apartamentos crecen a una velocidad mucho mayor que nuestros salarios. Según Zillow, el alquiler supone alrededor de un 30% de nuestros ingresos, por lo que no es de extrañar que tantos miembros de esta generación vivan atrapados esperando que llegue el próximo sueldo. Esto genera un círculo vicioso del que muchos de nosotros no podemos salir: no podemos permitirnos comprar, así que alquilamos, pero el precio que tenemos que pagar por los alquileres es tan elevado que nos es imposible ahorrar para pagar la entrada de alguna propiedad. Y así, sucesivamente.

Muchos integrantes de la Generación del Milenio han aplicado esta preferencia de alquilar en vez de comprar a muchos otros aspectos de sus vidas. Zipcar, por ejemplo, permite que sus miembros puedan acceder a un coche sin necesidad de realizar compromisos financieros importantes. Otro ejemplo es Rent the Runaway, una compañía cuyo objetivo es permitir a sus usuarios alquilar ropa de marca que, de otro modo, no serían capaces de pagar.

3) Necesidad de obtener "recomendaciones de compra" por parte de los demás

La Generación del Milenio es leal a la marca, pero solo si las experiencias que tienen con esa determinada marca son siempre positivas. En el momento en que tienen una mala experiencia, no se lo piensan dos veces y comparten sus sentimientos en la red.  Antes de hacer una compra, a menudo se embarcan en una investigación para leer las reseñas de un artículo determinado y encontrar el mejor precio posible.  De acuerdo a CMO.com, el 72% de los miembros de la Generación del Milenio evalúa sus opciones en Internet y, con frecuencia, toman una decisión de compra incluso antes de poner un pie en una tienda física.

4) Compra de productos de marca blanca

Muchos de los integrantes de la Generación del Milenio, conscientes del precio de las cosas, se han convertido en consumidores leales de productos de marca blanca. Según un estudio de mediapost.com, el 97% de la Generación del Milenio es más propensa a comprar productos de marca blanca que los productos de marca propiamente dichos. Hasta hace poco, la gente solo compraba productos de marca blanca para ahorrar un poco de dinero. No obstante, muchos de los consumidores de la Generación del Milenio han descubierto que las marcas blancas han dado un paso hacia adelante y que su calidad es ahora muy parecida a la de sus homólogas de marca.

5) Mejor vivir experiencias que tener objetos materiales

Según una encuesta realizada por Intelligence Group, la Generación del Milenio valora más los viajes que la mayoría de las cosas materiales (digo la mayoría porque estoy bastante seguro de que, para muchos de nosotros, los smartphones ocuparían uno de los primeros puestos de nuestras necesidades básicas). Según la encuesta, los miembros de esta generación prefieren los viajes porque, a diferencia de las posesiones materiales, las experiencias de la vida no nos las puede quitar nadie. Muchos desconfían de los planes de jubilación que ofrecen muchas compañías, lo cual indica que no quieren esperar a llegar a la vejez para poder ver mundo.

¿Cómo afectan las compras a nuestros hábitos de inversión?

Una de las tendencias a la hora de comprar que se esconde detrás de muchos de los hábitos de consumo de la Generación del Milenio es el empeño deliberado que muestran sus integrantes para hacer las cosas de una manera diferente a cómo lo hacían sus padres. Hemos podido comprobar cómo nuestros padres trabajaban duro durante décadas y luego les hemos visto sufrir por culpa de la recesión. Esto nos lleva a menudo a la faceta más característica de la forma que tiene la Generación del Milenio a la hora de administrar sus ahorros: el miedo hacia el mercado de valores originado por la crisis en la que vivimos.

Para muchos de nosotros, invertir es algo que ya casi nos planteamos, o incluso ni se nos pasa por la cabeza. Estamos atrapados en un bucle continuo en el que pagamos alquileres elevados, deudas y no nos atrevemos a invertir los pocos ingresos que tenemos en acciones. Aparte del miedo inherente que a menudo acompaña a la inversión, tradicionalmente ha sido un proceso de enormes proporciones en el que uno sólo podía acceder a su cartera desde un ordenador y, además, tenía que tomar decisiones completamente por su cuenta o a partir de las sugerencias de un asesor financiero de "confianza". Por lo tanto, ¿cómo pueden los integrantes de la Generación del Milenio aprender a invertir con confianza?

Aquí es donde entran DriveWealth y Chaikin Analytics. DriveWealth ofrece una plataforma de inversión económica y fácil de usar. Por su parte, Chaikin proporciona a los inversores los medios necesarios para tomar decisiones de inversión fundamentadas gracias al análisis e investigación de los valores. El analizador de potencial de Chaikin "Chaikin Power Gauge" permite valorar de forma rápida y fácilmente comprensible el potencial de rendimiento que tendrá una acción según el índice Russell 3000, y ahora está disponible en la aplicación de inversiones de DriveWealth.

Juntos, DriveWealth y Chaikin ofrecen a los integrantes de la Generación del Milenio la herramienta perfecta para saber cuándo invertir según sus necesidades y la posibilidad de obtener una "segunda opinión" sobre las acciones que quieran añadir a sus carteras.

_________________________________________________________

Las valoraciones (Ratings) del analizador de potencial "Chaikin Power Gauge" no son recomendaciones de adquisición o venta de valores concretos y no se pueden considerar como asesoramientos para invertir. Las valoraciones del analizador de potencial "Chaikin Power Gauge" son solo un servicio de información. Los usuarios se harán responsables de sus propias decisiones de inversión, independientemente de las valoraciones que ofrezca la herramienta "Chaikin Power Gauge". Las valoraciones del analizador de potencial "Chaikin Power Gauge" pueden cambiar de un día a otro en función de los cambios que se produzcan en las distintas variables del modelo. Así, las estimaciones de un analista de valores acerca de la rentabilidad que tendrá una empresa en el futuro podrían cambiar en un día determinado, lo que provocaría que el indicador de potencial "Chaikin Power Gauge" también alteraría su valoración. No podemos garantizar que las valoraciones del indicador "Chaikin Power Gauge" se traduzcan en unos resultados de inversión exitosos. Lea la limitación general de responsabilidad completa aquí.

Contenido de Terceros

Cualquier información o contenido disponible en las plataformas de DriveWealth y en los servicios relacionados prestados por terceros ("Proveedores") será contenido exclusivo de dichos terceros ("Contenido de Terceros"). DriveWealth no ofrece ninguna garantía y renuncia a cualquier otra garantía que tenga que ver con la exactitud, calidad, precisión, integridad, fiabilidad o utilidad del Contenido de Terceros, o con los resultados que se puedan obtener a partir del uso del Contenido de Terceros. Los usuarios tienen la responsabilidad de evaluar el Contenido de Terceros, ya que la Compañía no se hará cargo de cualquier daño o pérdida derivada de la confianza que haya depositado el usuario en este servicio o cualquier otro uso del Contenido de Terceros. El Contenido de Terceros está formado por (pero no se limita a) el contenido de los siguientes Proveedores: Chaikin Analytics - Power Gauge