Empezando con la inversión: Edición millennial

Por Brian Dolan, Jefe de estratega del mercado Esperando no es un plan

Encuestas de Generación Y (Millennials) rutinariamente encuentran contra la inversión, a pesar de que muchos de ellos también admiten que necesitan invertir para construir su futuro financiero. Las razones citadas abarcan la gama desde 'no hay suficiente dinero,' a la 'falta de conocimiento de inversión', a 'falta de confianza en los mercados de valores.'

Según Bankrate.com, sólo 26% de las personas menores de 30 años están invirtiendo en acciones, en comparación con casi 60% de Boomers (Generación X). Otra encuesta de Generación Y por Goldman Sachs se encuentra sólo 18% confía en el mercado de valores como "la mejor manera de ahorrar para el futuro." Otro estudio encontró que 93% mencionó la desconfianza de los mercados y una falta de conocimiento de inversión como motivos de por qué no están seguros acerca de la inversión. Y la lista continúa.

La historia nos dice, sin embargo, que la inversión regular es la manera más confiable de acumular la riqueza y asegurar un mejor futuro financiero. Y debido al poder de componer lo más pronto que Millennials comienzan a invertir, el mejor de dinero que probablemente serán durante los años.

Tomar acción

La clave está en armar una estrategia de ahorro e inversión dedicada y luego ponerla en acción. Esperar para siempre no es un plan. Estos son algunos consejos para la generación de los Millennials (y para cualquier otra persona) para superar sus miedos, fomentar la confianza financiera y empezar a invertir.

Encuentra el dinero- Antes de empezar a invertir, es necesario comenzar a ahorrar fondos para invertir. Podrías pensar que no tienes lo suficiente para empezar a invertir, pero si tienes unos ingresos, la elaboración de un presupuesto puede ayudarte a encontrar los recursos y ponerlos a funcionar. Incluso si es sólo 50$ al mes, se sumarán con el transcurso del tiempo. También fomentará hábitos financieros positivos que te serán muy útiles cuando tengas más dinero en el futuro.

Hazlo Automático— Con frecuencia se le denomina "págate a ti mismo primero." Aprovecha cualquier plan de ahorro/inversión ofrecido por tu empleador, tales como 401k, especialmente si ofrecen algún tipo de fondos de contrapartida. La automatización de una deducción de ahorros lo mantiene disciplinado y simple, y puede dar ventajas fiscales. Si nunca ves el dinero no lo echarás de menos, pero estará ahí y creciendo.

¿Pagar la deuda o invertir?— Muchos Millennials tienen más de una parte justa de préstamos estudiantiles y otros tipos de deudas. Incluso si estas centrado en pagar la deuda primero, todavía puede tener sentido invertir los fondos excedentes en lugar de pagar la deuda más rápido. Todo se reduce a la tasa de interés de la deuda y los beneficios potenciales que se pueden obtener al invertir. Prueba la "Calculadora de Deuda vs. Inversión" de DRIVEWEALTH para ver cómo se ajusta a tú situación.  Recuerda: con el tiempo, saldarás tú deuda. ¿No sería bueno tener un fondo de inversión junto a un saldo con cero deudas?

Establece tus Metas Financieras— Concéntrate estableciendo los objetivos financieros clave a los que estás apuntando. Ahorrar para el pago inicial de una casa o condominio; un coche usado; jubilación; o viajes son algunos de los objetivos más comunes. Identifica el marco de tiempo para alcanzar tu meta (a corto plazo / largo plazo) y hazlo específico y realista. Las personas que se fijan metas tienen más probabilidades de alcanzarlas que la gente que simplemente improvisa.

Empieza a invertir, sigue invirtiendo — Incluso si comienzas con pequeñas inversiones, simplemente empieza. Maximiza los efectos de la capitalización. A medida que tus ingresos crecen con el tiempo, serás capaz de ahorrar e invertir más. Adquiere el hábito de ahorrar e invertir regularmente y podrás desarrollar hábitos financieros positivos para toda la vida.

Mantenlo simple— Muchos adultos jóvenes creen que no saben lo suficiente para invertir o simplemente no se sienten lo suficientemente seguros como para poner su dinero a trabajar. Toda esa jerga de Wall Street puede ser intimidante para estar seguro. Con miles de acciones individuales para elegir, ¿Cómo puede un nuevo inversor decidir cuáles comprar? ¿Qué es una relación de precios/ganancias? ¿Qué es el beneficio por acción y por qué es importante?

En lugar de tratar de convertirte en un selector de acciones experto, aquí hay dos métodos de inversión simples que cualquiera puede utilizar para empezar a invertir.

  • Compra lo que conoces. Ese consejo del legendario inversor de bolsa Peter Lynch ha resistido el paso del tiempo. La idea es invertir en marcas y empresas con los que estés familiarizado y cuyos productos te gusten, y consumas regularmente. ¿Amas a tu iPhone o tus zapatos deportivos Nike? Entonces considera invertir en Apple o Nike. En última instancia, estás invirtiendo en el futuro de empresas cuyos productos conoces y que han sido consistentemente exitosas a lo largo del tiempo.
  • Invertir en los índices. Los índices son cestas de múltiples acciones, que te ahorran la necesidad de escoger acciones individuales. Hay índices de base amplia, como el S&P 500 o el Russell 1000, que cubren toda la gama de las mayores empresas de Estados Unidos. También hay índices más limitados que cubren diversos sectores de actividad, como la tecnología o la asistencia sanitaria, combinando docenas de acciones en un solo valor. Entre las maneras más populares para invertir en índices es a través de ETFs o fondos cotizados: valores que representan la propiedad de decenas o cientos de acciones individuales, y pueden ser comprados y vendidos tan fácilmente como una sola acción. También hay fondos de inversión cotizados ETF de índices que cubren determinados países o regiones económicas, tales como el índice EURO Stoxx de las mayores empresas europeas. Invertir en índices también ofrece las ventajas de diversificación incorporada, ahorrándote abordar otro problema de inversión.

Hay un montón de excusas posibles para no empezar a invertir. Pero ninguna de ellas se sostiene realmente cuando consideras las consecuencias a largo plazo de no invertir. ¿Cómo alcanzarás tus metas financieras y construirás un futuro financiero seguro? La respuesta es empezar a invertir tan pronto y tan a menudo como sea posible y seguir con ello. Invertir no es un ejercicio a corto plazo. Es una tarea para toda la vida, que puede ayudarte a alcanzar la seguridad financiera y permitirte pagar un estilo de vida mucho mejor. ¿A qué estas esperando?

 

Divulgaciones: Toda inversión conlleva un riesgo. El rendimiento del pasado no es un indicio de resultados en el futuro, los cuales pueden variar. Las inversiones en acciones y ETF pueden perder valor, lo que puede conducir a una pérdida de capital. Las operaciones en línea tienen un riesgo inherente debido a la respuesta del sistema y a los tiempos de acceso que pueden verse afectados por varios factores incluyendo, entre otros, las condiciones del mercado y el desempeño del sistema.

La mayor parte de ETFs inversos “restablecen” diariamente, significando que estos valores están diseñados para conseguir sus objetivos indicados cada día. Su actuación a lo largo de los períodos más largos que un día se puede diferenciar considerablemente del inverso del rendimiento de su índice subyacente o cota de referencia durante el mismo período de tiempo. Este efecto puede ser ampliado en mercados volátiles, haciéndolo posible que podría sufrir pérdidas significativas aun si el rendimiento a largo plazo del índice mostrara una ganancia. Mientras puede haber estrategias que justifican la posesión de estas inversiones más largas que un día, los inversionistas comprar-y-sostener con un horizonte temporal intermedio o a largo plazo deberían considerar con cuidado si estos ETFs son apropiados para su carpeta.

Antes de invertir en un ETF, un inversionista debe considerar las metas de inversión, riesgos, cargos y gastos de la compañía de inversión con cuidado. El prospecto contiene esta y otra información importante sobre la sociedad de inversión. Deberías leer atentamente el prospecto antes de invertir. Usted puede obtener una copia del folleto en la aplicación por you.drivewealth.com