Las Compras Navideñas Son Sólo el Principio

Por Kayleigh Yerdon, Becario de Verano de 2015, Universidad de Cornell Cuando se trata de gastos vacacionales, sabemos que los primeros grandes pasos son hacer y ajustarse a un presupuesto. Por lo general, empezamos la planificación de nuestros presupuestos eligiendo para quien comprar regalos y cuánto gastar en cada persona. Sin embargo, todos los años, incluso con presupuestos planificados, casi el 46% de los compradores los sobrepasa. ¿Qué pasan por alto los compradores en sus gastos navideños?

Aquí hay 9 cosas que podrías querer recordar a la hora de planificar tu presupuesto para las navidades:

  1. ¡Las vacaciones no tratan sólo de regalos!

Esta es una de las cosas más importantes de que las que la gente necesita darse cuenta. ¡Más allá de los regalos, hay muchas otras cosas a lo largo de esta temporada en las que vas a terminar gastando dinero como por ejemplo en viajes, en comida, y con suerte, en tu cartera de inversión!

  1. La Navidad está directamente relacionada con la comid .

Si vienes de un hogar donde la comida es una de las partes más importantes de cualquier festividad, probablemente sabrás que los alimentos también pueden ser una de las partes más caras de las fiestas. Ten esto en cuenta cuando estés planeando tus gastos. ¡Recuerda también echarle un ojo a las ofertas en las comidas de tu supermercado habitual!

  1. Ir de compras en el último minuto disminuirá tu capacidad de selección.

Dale a tu presupuesto un espacio de tiempo concreto o terminarás cogiendo todo lo que puedas en el último momento - sin importar el precio. Esta es una manera segura de ajustarte a tu presupuesto.

  1. ¡Pero si esperas hasta el último momento, aprovéchate del envío gratis!

El 18 de diciembrede este año, los 676 comercios (actuales) listados aquí han acordado proporcionar el envío gratis sin valor mínimo de compra. Se garantiza que todas las entregas se entregaránsobre el 2 de diciembre.

  1. Pensar es lo que cuenta.

Piense en los mejores regalos que ha recibido en los últimos años. Los que vienen a la mente no son los que fueron más caros, sino los que fueron más personales. Un poco de sentimentalismo puede llevarte lejos y ayudarte a que realmente te mantengas en tu presupuesto.

  1. Factores en tus gastos de viaje.

La gasolina es cara. Los vuelos son caros. Trata de minimizar estos costes tanto como puedas. Llena el tanque de gasolina antes de salir de tu ciudad - sabes donde está la estación de servicio más barata, las estaciones de servicio en carretera son generalmente más costosas. Lee sobre ofertas de aerolíneas económicas en sitios como CheapAir y descubre cuándo el mejor momento para volar. (Sugerencia: volar en la mañana de un día de fiestas puede ser una gran opción, ¡si estás interesado en ahorrar mucho dinero y aún así llegar a ellas!)

  1. ¿Ir de tiendas? Siga estos consejos.

Puedes hacerte amigo del vendedor. Esto suena estúpido, pero saliéndote de tu manera habitual de hacer las preguntas, realmente vas a empezar a ahorrar a lo grande. Pregunta cuándo van a entrar las próximas mercancías- ¡de esa manera sabrás cuando saldrá a la venta la mercadería actual y serás el primero en aprovechar los descuentos!

  1. Aprovecha los eventos navideños.

Puedes buscar en las escuelas cercanas, bibliotecas, o en tu comunidad algún calendario con los eventos festivos más cercanos. ¡Lo más probable es que muchos de estos eventos sean gratuitos, y podrían ser una gran manera de hacer que tu familia sienta la alegría navideña!

  1. Da el regalo del ahorro o la inversión.

Este es un regalo que seguirá creciendo. Para un niño, puedes empezar con una pequeña cuenta de ahorros y un poco de dinero en efectivo. Esto les incentivará a comenzar a ahorrar dinero desde una edad temprana. Para adultos, amigos y familia, dales una pequeña cantidad de dinero y algunos consejos acerca de la apertura de sus propias carteras de inversión. A la larga, les habrás dado el regalo de sus vidas.

Como podemos ver, la compra de regalos es sólo el comienzo. Hay muchos aspectos de los gastos vacacionales que tenemos que tener en cuenta, tales como viajes, comida, gastos de envío, los costes de los eventos, y los posibles descuentos, entre otras cosas. Estos gastos no son normalmente las primeras cosas que vienen a la mente cuando pensamos en los gastos vacacionales, pero pueden cambiar drásticamente nuestro presupuesto real de las mismas. Ajustarse a un presupuesto no es posible sin pensar primero en todos los posibles gastos que puedas tener, así que esperamos que estos consejos te hayan ayudado a empezar a hacerlo. ¡Felices fiestas!