Cómo jugar con el voto del Brexit

Por Brian Dolan, Head Market Strategist, DriveWealth Va a estar cerca

En primer lugar, para aquellos que no estén familiarizados con el Brexit, se refiere al inminente referéndum del 23 de de junio en el Reino Unido sobre la conveniencia de permanecer o abandonar la Unión Europea (UE). Descubra más aquí. Una decisión de salir (Brexit =Bretaña + salida (en inglés, exit)) de la UE es probable que socave la economía del Reino Unido en los próximos años y tiene el potencial de desencadenar una intensa volatilidad en el mercado mundial. Todo se vería afectado, desde las divisas hasta las acciones y los bonos, ya que los inversores huyen de los activos de riesgo (acciones, materias primas, y divisas) y buscan refugio en activos seguros, principalmente bonos fuera del Reino Unido.

Las recientes caídas en los mercados de todo el mundo se han atribuido a las preocupaciones sobre un Brexit, ya que las encuestas más recientes sugieren que la opción “Abandonar” ahora está por delante de “Permanecer”. Survation, una empresa de encuestas del Reino Unido, publicó que los resultados de hoy muestran que el voto para “Abandonar” está en el 45 % frente al 42 % para la opción "Permanecer" (véase el gráfico siguiente). Otras encuestas han mostrado proyecciones similares para el Brexit, pero el número de respuestas "no sé/no lo he decido" sigue siendo alto, alrededor del 13 %, es decir, el resultado es una incógnita.

brexit

Fuente: Bloomberg; Drive Wealth

Sin embargo, las casas de apuestas del Reino Unido, como Ladbrokes y Betfair, todavía apuestan por que no se produzca el Brexit, determinando con alrededor de un 60 % de probabilidad que el Reino Unido se quedará. Estas empresas de apuestas indican que esperan que el Brexit se convierta en el favorito en los próximos días si la tendencia continúa en las apuestas recientes. Subyacente a las posibilidades actuales que favorecen a la opción "permanecer" está su opinión de que los votantes indecisos se moverán a favor del status quo (permanecer) cuando sea el momento de votar. Un escenario similar se dio en el referéndum escocés de 2014 sobre la conveniencia de abandonar el Reino Unido. Me inclino fervientemente por ese punto de vista, e incluso me la jugaría y predeciría un 58 %-42 % a favor de “Permanecer”.

La volatilidad puede suponer una oportunidad

Los mercados son claramente muy sensibles al resultado de la consulta y mientras los sondeos indiquen una ventaja de Brexit, el sentimiento de riesgo es probable que sea claramente negativo. Eso ha hecho que la libra esterlina (GBP) pierda aproximadamente el 5 %, Euro Stoxx 600 alrededor del 10 % y el índice FTSE 100 del Reino Unido alrededor de un 7 %, todo ello en las últimas dos semanas. Las bolsas de Asia y los Estados Unidos también se han visto afectadas negativamente. Por el lado del refugio seguro, el oro está en sus máximos del año y los rendimientos del Tesoro de Estados Unidos están en mínimos vistos por última vez durante la agitación del mercado al comienzo del año.

En caso de que el Brexit se imponga, se espera ampliamente que la volatilidad negativa aumente. Los analistas han sugerido que la GBP podría perder un 10-20 % inmediatamente después de una votación favorable al Brexit, mientras que se esperaría que las acciones del Reino Unido y europeas disminuyesen aún más. Es probable que otras bolsas mundiales tiendan a hacer lo mismo, lo que podría desencadenar una cascada en todo el mundo que fácilmente podría quedar fuera de control a corto plazo. Se dice que los bancos centrales tienen pasos coordinados preparados para asegurar la liquidez y posiblemente intervenir para estabilizar los mercados de divisas.

Ese es el peor de los casos. Bajo mi propio punto de vista, el Brexit no va a ocurrir, y creo que los mercados tienen más probabilidades de recuperarse rápidamente si el voto es a favor de la permanencia. Eso sugiere que las bajadas actuales en los mercados representan oportunidades de compra en los activos de riesgo más asediados, acciones en general, y acciones europeas y del Reino Unido y, en particular, GBP. El tiempo, como siempre, será la parte más dura y sugeriría entradas escalonadas en las posiciones largas en la restante debilidad en la recta final previa a la votación del 23 de junio y mantener un poco de munición seca por si se produce el Brexit y los mercados caen más. (Es probable que los resultados se conozcan en Asia el 24 de junio)

El Brexit y más allá

Incluso si el Brexit gana, creo que las entradas oportunistas con riesgo a largo plazo seguirían siendo la mejor estrategia a seguir. El mundo no se acabará el día después de una votación del Brexit. Puede parecer así para los mercados durante unos días hasta que se asiente todo. En realidad, llevará varios años que el Reino Unido corte los vínculos con la Unión Europea y todas las demás consecuencias negativas que se produzcan, dejando un montón de oportunidades que aprovechar en los mercados aterrorizados con valoraciones reducidas. (Dicho esto, yo no tocaría la GBP ni con un palo, de un modo u otro.)

Para mi forma de pensar, el mayor riesgo es que esté en lo cierto: el Brexit pierde, y los activos de riesgo se recuperarán de forma pronunciada. Pero ¿qué pasa si ese repunte dura poco y se invierte de forma rápida, es decir, los activos de riesgo caen de nuevo? Eso haría pensar que la debilidad actual no es únicamente el resultado de los temores al Brexit, sino una señal mucho más siniestra. En mi opinión, esto sugeriría que los mercados vuelven a vivir la experiencia del comienzo del año, cuando las preocupaciones de crecimiento global pesaban sobre la confianza de los inversores, llevando a la liquidación generalizada de las bolsas mundiales.

Hemos tenido amplias señales de que la recuperación mundial está debilitándose, siendo un bajo rendimiento de Estados Unidos el más notable de los aspectos negativos, reforzadas por un comunicado cauteloso de la Fed ayer. En las semanas siguientes al referéndum del Reino Unido, tendremos varias novedades clave procedentes de China (PMI Caixin, PMI manufacturero), que también podrían desencadenar volatilidad si muestran debilidad.

¿Cómo sabemos que un mayor mercado de venta masiva podría estar en marcha? Suponiendo que el Brexit pierde, los descensos posteriores por debajo del mínimo más bajo anterior a la votación del Brexit serían una señal de que los mercados miran más allá del Brexit y no les gusta lo que ven.