Me encanta cuando un plan toma forma

Por Brian Dolan, jefe de estrategias de mercado La caída del mercado alcanza niveles extremos

Las primeras tres semanas de 2016 ya han hecho historia en el mercado: el mayor descenso registrado al comienzo de un nuevo año.  Los inversores han sufrido una sacudida y los fatalistas están consiguiendo su momento de fama. En el artículo de la semana pasada, sostuve que los inversores no deben entrar en pánico, sino que deben concentrarse en el panorama general.  Y ese panorama no ha cambiado significativamente en las últimas tres semanas.

Las recientes caídas del mercado se han vuelto excesivas en los estudios técnicos que analizan el "momentum" (ver el Índice de Fuerza Relativa (RSI) en el índice S&P 500 debajo) y creo que en este momento nos estamos pasando de la raya. Es por eso que los intelectualoides de las finanzas han empezado a hablar sobre cómo los mercados se están desconectando de la economía real, que era mi punto la semana pasada.

S&P 500

Si bien es demasiado pronto para afirmar que hemos tocado fondo, en los últimos dos días han aparecido algunas señales tempranas de un posible rebote a corto plazo. Mis expectativas de +/- 5-10% de movimientos en los mercados desarrollados se han cumplido y ligeramente superado en algunos casos, mientras que mi rango de +/- 10-15% para mercados emergentes sigue intacto. Los precios del petróleo han llegado, de hecho, al punto que yo había marcado, y rebotado ("... no excluimos la debilidad de $25 por barril para el US WTI y $28 por barril para el crudo Brent"). Es importante destacar que estos primeros signos de haber tocado fondo se ven reforzados por los acontecimientos del mundo real, que es la única manera de abrirse camino a través de la niebla del pánico del mercado.

Los responsables de las políticas económicas comienzan a responder

En cuanto al panorama general que describí en l Perspectiva del Mercado Global 2016, indiqué que a lo largo del año se le brindaría apoyo a las políticas económicas en muchas de las principales economías mundiales. Los eventos del mercado han acelerado el calendario de esas acciones muy por delante de mis expectativas, pero la clave es que ya están sucediendo.

En particular, señalé que el Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de Japón (BOJ) se verían obligados a asumir un estímulo monetario adicional. En la conferencia de prensa de hoy, el presidente del BCE, Mario Draghi, señaló enfáticamente que el BCE consideraría aumentar el tamaño de su programa de compra de activos en su sesión de marzo. El jefe del Banco de Japón, Kuroda, ha tomado una actitud de "ver y esperar" por el momento, pero es claro que está sobre la mesa para ser considerado.

También fui contra la corriente al apuntar que la Reserva Federal de Estados Unidos se movería con mucha más lentitud que los mercados o la misma Fed indicaban, y comunicaría "solo un alza de la tasa adicional, si es así...." Las caídas fuertes en los mercados mundiales y de los Estados Unidos han hecho que los mercados recorten las expectativas de alza de tasas de la Fed para el 2016, con algunas indicaciones de que la Fed tendrá que dar marcha atrás y, posiblemente, incluso cortar.

En China, confié en que el gobierno central se mantendría activo en el apoyo a la economía en general y en la adopción de medidas para estabilizar los mercados de valores domésticos. Desde el Foro Económico Mundial (FEM) que tiene lugar en Davos esta semana, acabamos de recibir garantías del vicepresidente de China que China seguiría siendo un motor para el crecimiento global, y que los funcionarios 'cuidarán' a los inversionistas en acciones individuales (pero no a los especuladores depredadores). También declaró que China no tiene intención de devaluar el yuan.

Los mercados emergentes, excluyendo China, siguen siendo el punto de mayor conflicto y hasta ahora no han mostrado señales de tocar fondo.  Sin embargo, la baja en el petróleo parece haber llegado a su fin, mientras que el amplio índice de materias primas CRB ha alcanzado la paridad con una onda anterior más baja en 2015 (se muestra debajo), sugiriendo una posibilidad más alta de haber tocado fondo. La estabilización del petróleo y otras materias primas tendrían un efecto importante para calmar los mercados sacudidos y permitir una recuperación más significativa.  Mantente atento a los mínimos recientes de petróleo y materias primas. Si fallasen, entonces podría empezar a ponerse realmente feo (no creo que suceda).

CRB commodity index

Mantete atento a lo que sucede

Ha habido sacudidas en las perspectivas de crecimiento mundial, pero no se han descarrilado por los recientes desajustes del mercado. Mi previsión sigue siendo un crecimiento mundial estable, auque mediocre, en un contexto de tipos de interés excepcionalmente bajos. Los actores clave en las principales economías han recibido una llamada de atención poco grata de los mercados y han respondido con signos de flexibilidad pro-activa. Este tipo de esfuerzos disminuyen las bajas a futuro y no habría más que una corrección a corto plazo a un mínimo.

En el panorama más amplio, mantengo mi opinión de que los principales mercados mundiales pueden subir y bajar a lo largo del año, lo que sugiere un enfoque de inversión táctica más pro-activo (compra en caída/ venta en alza). Hay suficientes riesgos en la perspectiva global para hacer bajar los precios (como acabamos de ver), y también para limitar cualquier alza significativa. Las medidas políticas oficiales pueden actuar como estabilizadores, evitando el peor de los resultados (limitando la pérdida) sin ofrecer lo suficiente para despertar una tendencia sostenida más alta (limitando los movimientos en alza). El primer paso ha sido claramente hacia el sur.  Es hora de empezar a planificar qué hacer cuando los mercados recuperen su equilibrio y los inversionistas se den cuenta de que las perspectivas mundiales no son tan malas.