Un asunto en el que TODOS los inversores están de acuerdo

Por Daniel Guttenberg Prácticamente hay tantas estrategias de inversión como hay inversores—todos tienen un sistema para elegir acciones, cuándo comprar, cuándo vender, y conseguir la mejor ganancia posible por cada uno de sus dólares invertidos.

Algunas personas eligen atenerse a determinadas industrias, investigando cada matiz y cada compañía, tratando de determinar cuál superará a las demás. Algunos se mantienen fieles a las empresas líderes, prefiriendo la estabilidad que ellas proveen en lugar de los peligros y recompensas de acciones más volátiles.

Hay personas que utilizan programas de estadística avanzada y personas que usan tableros de dardos (o eso es lo que nos han comentado); personas que les preguntan a astrólogos y personas que leen hojas de té. No podemos comentar en la efectividad de ninguna de éstas estrategias, pero hay algo que sabemos por seguro.

Algo que funciona con todas las estrategias de inversión, y que todos los inversores desean.

Puede que sea el único consejo sobre acciones en el que todos coinciden.

Negociar más fácil y rápido siempre es mejor

Como sea que elijas las acciones que quieres comprar y vender, y cuando sea que desees hacerlo, siempre quieres poder comprarlas rápido, sin problemas, y sin pagar enormes cargos por cada transacción. Quieres poder comprar la cantidad que desees de la acción que desees.

Desde el inicio del mercado de acciones moderno, los inversores individuales han tenido que conformarse con lo que pudieran conseguir cuando hablamos de negociar. Por la mayor del siglo veinte tenías que llamar a tu corredor de bolsa para ordenar un intercambio, y puede que tuvieras que esperar hasta el final del día o al principio del próximo día de intercambios para que se llevara a cabo. Los años 90 vieron el comienzo del intercambio en línea y de respuestas más rápidas, pero usualmente con un retraso significante, malfuncionamiento de sitios, y otros problemas.

El intercambio en línea ha mejorado, pero todavía es difícil lograr negociaciones internacionales y aún no puede darte el poder de un canje de acciones rápido, fácil y confiable en la palma de tu mano.

Ahora sí hay una aplicación que puede hacerlo.

El Internet móvil—teléfonos inteligentes, tabletas, relojes inteligentes, y probablemente una gran cantidad de artefactos por venir— ha finalmente puesto al inversor promedio en una posición para hacer intercambios en tiempo real, a cualquier hora. Si los mercados están abiertos, aquí o en cualquier parte del mundo, unos pocos movimientos de tus dedos pueden enviar en segundos las instrucciones necesarias alrededor del mundo y tu intercambio está hecho.

Combina ese poder con acciones fraccionadas y bajos precios de intercambio, todo directamente respaldado por un servicio de corretaje estadounidense autorizado, y tienes algo muy bueno funcionando.

Uno podría llamarlo la estrategia de inversión perfecta—tú eliges las acciones, tú eliges los intercambios, nosotros hacemos que suceda.

¿Quieres saber más? Vea lo que la aplicación Passport de DriveWealth puede hacer por usted, ¡Y obtenga el poder de inversión del siglo veintiuno!