Consejos profesionales que puede que use en realidad cuando se trata de pagar los préstamos estudiantiles

Por Kayleigh Yerdon, Universidad de Cornell Seamos sinceros, cada año que pasa,  se eleva la deuda promedio del préstamo de los estudiantes que se gradúan en la universidad. Se está haciendo cada vez más difícil para los estadounidenses pagar por la educación. Y posteriormente, hacer frente a la obligación de pagar mayores préstamos se hace más difícil cada año para aquellos jóvenes que invierten su dinero. De acuerdo con el MarketWatch, el 70% de los estudiantes de licenciatura se gradúan con una deuda pendiente, y el promedio de esa deuda es de 35.051 $ para la clase de 2015. Aún más notable es que la deuda media para la clase de 2015 era 2000 $ mayor que la de la clase de 2014.

A medida que aumentan los pagos de préstamos estudiantiles, la cantidad de dinero con la que se siente cómodo añadiendo a su cartera de inversión podría disminuir. Con eso en mente, aquí están nuestros mejores consejos sobre el pago de préstamos estudiantiles de manera eficiente para que pueda sentirse libre para invertir de la forma en que desee:

  1. Si se lo puede permitir, haga pagos más grandes tan pronto como sea posible.

Quítese de encima los pagos. Cuanto más dinero devuelva tan pronto como salga de la escuela, menos tendrá que pagar más tarde. Además, pagando su deuda lo más rápido posible, reducirá sus gastos financieros y en realidad terminará pagando menos a largo plazo.

  1. Incluso si no puede hacer grandes pagos de inmediato, no ignore la deuda.

Sencillamente no puede olvidar que su deuda está ahí. Si finge que no está ahí, no la va a hacer desaparecer (aunque nos hubiera gustado que así fuese). En cambio, el primer paso para hacer frente a su préstamo estudiantil debiera ser:

  1. Lea todo el material con respecto a sus préstamos y manténgase al corriente.

Con el fin de ser capaz de hacer frente al pago de su préstamo estudiantil adecuadamente, primero tiene que entenderlo. Leyendo todas sus deudas y papeles, podría ser que encontrase información útil sobre la cantidad que debe pagar y la mejor manera de pagarlo. Por otra parte, al mantenerse al día con la forma en que su plan de pago funciona, puede asegurarse de que nada cambia sin que se de cuenta, y recuerde realizar sus pagos a tiempo.

  1. Programe sus pagos por adelantado.

El siguiente paso en este plan es en realidad hacer un plan. Conocer sus ingresos, su situación de vida, y sus gastos necesarios, y establecer exactamente cuánto podrá pagar cada mes. Emplee una calculadora de pago o un consejero financiero si es necesario. Este paso requiere disciplina y sacrificio, pero tener un plan hará que sus pagos futuros sean mucho más fáciles.

  1. Si todavía está en la escuela, empiece a ahorrar ahora mismo.

Puede que esté pensando, "vaya, ninguno de estos consejos se aplica a mí, todavía estoy en la escuela". Espere. Deje de leer este artículo. Vaya y saque 5 $ fuera de su bolsillo y colóquelos en una hucha. Como nos gusta decir cuando se trata de ahorrar, a veces fuera de la vista significa fuera de la mente.

Puesto que no se va a llevar ese dinero con usted, será menor la tentación de gastarlo en asuntos menores. Aún mejor, ha empezado sus fondos para pagar sus préstamos. De hecho, incluso puede que quiera comenzar un calendario para meter dinero en la hucha cada semana. En el gran esquema de cosas, cada poco que pueda ahorrar ahora, le ayudará más adelante.

  1. Aprenda a vivir el momento sin tener que gastar mucho dinero.

La mayoría de nosotros, como inversores jóvenes, nos encontramos tratando de "vivir el momento" y disfrutar de la vida, lo que es genial. Sin embargo, inevitablemente esto también conlleva gastos inesperados. Le animamos fervientemente a que "viva el momento", trate de encontrar cosas divertidas sin quedarse en bancarrota. Si está buscando buenas ideas, pruebe alguna de estas.

  1. Hable con su empleador.

Algunos empleadores tienen programas en marcha para ayudar a los empleados para pagar su préstamos estudiantiles. Si tiene la opción de obtener ayuda, ¿por qué no aceptarla? Habla con su representante de recursos humanos, especialmente si usted es funcionario, para ver si tiene la posibilidad de obtener alguna ayuda para el pago del préstamo.

  1. Lo más importante es mantener una actitud positiva.

Los préstamos estudiantiles pueden parecer una carga amenazadora, pero manteniendo una actitud positiva, manejando la situación y ciñiéndose a un plan podrá hacer que el pago de la deuda sea un poco menos doloroso. Confíe en sí mismo, ¡puede hacerlo!

Al fin y al cabo, el primer paso para pagar sus préstamos estudiantiles más rápido es usted mismo. Al tomar la iniciativa ahora y prepararse a sí mismo para hacer algunos sacrificios, puede aligerar su carga para el futuro. Lo que es más importante es que disminuir su deuda del préstamo estudiantil en realidad puede ayudarle de dos maneras, ¡ya que entonces estará mejor preparado para invertir su dinero!