Tiempo y castigo: Cómo estar menos ocupado y recuperar tu vida

*este artículo fue publicado originalmente en forbes.com Por Neale Godfrey

“Estoy demasiado ocupado…”

“Ojalá pudiera ir, pero estoy demasiado ocupado….”

“Haré eso, cuando acabe esto…”

“Mamá, estoy realmente ocupada, solo tengo cinco minutos al día para hablar contigo…”

“Chicos, ya sabéis que estoy muy ocupado. ¿Qué queréis? Venga, rápido…”

“Sé que el plan estratégico es importante, pero estoy muy ocupado con esta otra cosa en este momento…”

¿Te resulta familiar alguna de estas frases? ¿Qué nos ha pasado? ¿Cómo hemos terminado viviendo así?

El tiempo es un recurso limitado, ¿realmente quieres malgastarlo? Omid Safi, un profesor de Duke University, escribió un artículo de gran alcance, “The Disease of Being Busy” (la enfermedad de estar ocupado). Lo he mencionado antes, pero este es un tema que tenemos que analizar, porque se ha apoderado de nuestras vidas y ha hecho que perdamos de vista lo que valoramos en casa y en el lugar de trabajo. El profesor señala que “…estos hábitos destructivos comienzan muy, muy temprano.” No estoy seguro de cómo hemos llegado a esto porque nos hemos hecho víctimas de este síndrome. ¿Cuándo perdimos la calidad humana de "estar ahí” realmente?

Es interesante que haya tantos libros que traten de la gestión del tiempo. ¿Pasamos más horas leyendo sobre este tema que practicando este sabio consejo? Es posible. Sin embargo, reconocemos esto como un problema o dilema que queremos abordar. No seamos víctimas de estar "demasiado ocupados" para ser productivos en el trabajo y estar presentes en el hogar.

Haz algo al respecto… ahora. Aquí te decimos cómo:

Delega:

Deja de hacerlo todo tú mismo. Los empresarios (y las mamás) son los principales culpables de esto. Si no has contratado al personal necesario para realizar el trabajo, entonces ese es el problema. También puedes subcontratar a expertos que pueden realizar las tareas necesarias en un momento determinado.

Abandona la perfección:

Construye el avión mientras está volando. Como Entrepreneur.com puso: "Imagínate que empresas como Uber y Airbnb hubieran esperado a expandirse a nuevos mercados una vez que hubieran perfeccionado todos los componentes del trabajo de la empresa. Todavía estarían sentados allí perdiendo el tiempo, rascándose la cabeza, esperando algo que no iba a pasar. Mira lo rápido que ambas compañías han crecido porque eran muy productivas".

Intenta desconectar:

Ten en cuenta que yo empecé con “intentar”. Soy una víctima de mi pantalla. Confieso que he perfeccionado cuándo miro mis correos electrónicos. Comprométete a apagar tus dispositivos cuando estés con alguien. Mis hijos me dieron una pulsera que decía: "Estoy contigo en este momento." Eso fue lo que dio en el blanco.

Planifica interrupciones en tus horarios:

Esto quiere decir que coordines las “Horas de oficina” con tus empleados cuando vayan a tu oficina porque necesiten hablar contigo. Llevarse el almuerzo en una bolsa una vez a la semana sería perfecto para esto. Comprueba si se puede establecer un horario regular para que cada semana, los empleados puedan disfrutar de ese momento contigo. (Por cierto, puedes no limitarte solo a eso. Skype es genial).

Consejo para encontrar tiempo:

Muchos expertos prescriben mantener un diario detallado de todos tus pensamientos, conversaciones y actividades. Oh, por favor... Si tuviera tiempo para examinar todo eso, tendría más tiempo para hacer las cosas que realmente me gusta hacer. Aquí nos comprometemos. Haz una lista de lo que realmente necesitas hacer durante el día/semana. Quítate de encima estas cosas de la manera más eficiente posible. Si te pilla de camino ir a comprar leche en el camino de casa al trabajo, te habrás ahorrado alrededor de media hora en un viaje extra. Si puedes ponerte al día con un empleado por teléfono de camino al aeropuerto, prográmalo. Utiliza tu tiempo en el avión para planificar y pensar. Puedes estar solo con tus pensamientos y no puedes recibir correos electrónicos. No lo escribas, hazlo.

Las voces de los ricos y famosos

Inc.com incluso tiene un artículo sobre, “Time-Management Tips From 8 Self-Made Billionaires” (consejos para manejar el tiempo de 8 billonarios). Por ejemplo, Richard Branson recomienda hacer reunions de pie, y Andy Grove, ex presidente de Intel INTC -1.15%, recomienda dar por finalizado el día cuando estás cansado, no cuando has terminado tus tareas. Mark Cuban, propietario de Dallas Mavericks dice, “Nunca hagas reuniones a no ser que te hagan un cheque.” (Mi respuesta es: Date un descanso Mark, esto puede ser un ejemplo de por qué la ‘gente rica’ tienen una reputación de no tener corazón).

Warren Buffet fue un poco brusco al decir: “La diferencia entre las personas que tienen éxito y las que tienen mucho éxito es que las personas que tienen mucho éxito dicen ‘no’ a casi todo.” Él puede permitirse el lujo de decir: “No” Mi consejo es decir, “No” a las cosas que te van a quitar tiempo y que no son importantes. Cuando te pidan que hagas algo, dite a ti mismo “¿Realmente es importante?” Si la respuesta es claramente “NO”, ahí tienes tu respuesta.

Todos recordamos la letra de la canción de Cat Stevens (cuando aún era Cat Stevens), “It’s Not Time To Make A Change, Slow Down Take It Easy…” Cuida tus palabras acerca de estar demasiado ocupado. Cambia las palabras, tu actitud y por lo tanto tus acciones. Tenemos la suerte de tener en cualquier momento a todos.

Y recuerda, algunas personas increíbles en la historia también tuvieron el mismo número de horas al día. Vamos a reflexionar sobre las horas que tuvieron personas como Albert Einstein, Madre Teresa, Martin Luther King, Helen Keller y Gandhi.